“La Ley de Pesca y Acuicultura reconoce y visibiliza al pescador y acuicultor que anteriormente fue excluido”

(Caracas, 20-12-2011/Prensa Insopesca).- Diez años han transcurrido desde el 21 de Noviembre del 2001, cuando entró en vigencia la primera Ley de Pesca y Acuicultura, por lo que el presidente del Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura (Insopesca), Pedro Guerra, durante una entrevista  en Venezolana de Televisión, dio un balance de los logros de este marco jurídico que “reconoce y visibiliza al pescador y acuicultor que anteriormente fue excluido”.

Este marco jurídico rompió con el modelo neoliberal capitalista aplicado al sector pesquero, para darle paso a la reivindicación del pescador artesanal, a sus espacios geográficos y asentamientos, así como la aplicación de políticas públicas orientadas a mejorar su calidad de vida y desarrollo”, resaltó Guerra, quien además  comparó el nivel de producción entre los años 1986 y 1998 cuando se ubicó en 4 millones 500 mil 618 toneladas de rubros marinos con la de 4 millones 937 mil  toneladas de alimentos producidos en estos doce años de Revolución, lo que representa un aumento del 10%.

En ese sentido Guerra dijo que la producción pesquera ha aumentado en el país “pese a la devastación marina que causó la Pesca Industrial de Arrastre, práctica que mermó los recursos hidrobiológicos y que fue apoyada por la primera Ley de Pesca del año 1944, que atendía a intereses oligarcas y explotaba al pescador”, agregó el servidor social.

Afirmó además, que “gracias a la Ley de Pesca y Acuicultura se ha promovido la actividad acuícola (siembra de peces) creciendo 807% en el sector de la camaronicultura y 142% en la piscicultura, potenciando de esta forma los cuerpos marinos y garantizando la soberanía alimentaria a nivel nacional”.

Asimismo, indicó que “hasta la fecha más de 16.000 pescadores han sido atendidos con asistencia técnica permanente, se han recuperado 431 granjas acuícolas en todo el país y sembrado 273 embalses con 3.633.726 alevines de distintas especies. También el Estado ha brindado de manera integral herramientas tecnológicas para mejorar las prácticas de pesca y acuicultura”, mencionó Guerra, como logros fundamentales de la Ley.

Por otra parte, anunció que 9.700 pescadores y acuicultores se han incorporado al Sistema de Seguridad Social, y que 100 pescadores más se han visto beneficiados con la Misión en Amor Mayor, que logró pensionar a más de 20.000 campesinos y pescadores, de acuerdo con el decreto 7.402.

Sobre la organización popular, Guerra recordó que en el marco de la Ley de Pesca y Acuicultura, todas las comunidades pesqueras se han ido conformando en Consejo de Pescadores y Pescadoras, Acuicultores y Acuicultoras (Conppa) con reconocimiento jurídico para el desarrollo de sus actividades productivas y la independencia en el manejo adecuado de sus recursos y proyectos.

Hasta ahora existen en el país 617 Conppa con una población de 41.000 personas entre pescadores y acuicultores de toda Venezuela, cifra que irá aumentado para fortalecer las bases del sector popular”.

En otro orden de ideas, asumió el compromiso que tiene el Gobierno para disminuir la inflación y la especulación. “Nosotros tenemos un esquema socialista de producción que lleva a manos del pueblo los productos marinos a precios justos y acaba con el 56% de incremento en el costo final, propio del sistema arrollador capitalista”.

El vocero bolivariano también informó que se han construido siete centros de procesamiento y serán terminadas 15 plantas de almacenamiento en junio de 2012 con capacidad del 100% para garantizar el arrime seguro del pescado, como uno de los ejes de la Gran Misión AgroVenezuela, y generar empleos en los estados de mayor producción como Sucre, Monagas, Bolívar y Cojedes. (Fin/Jolermi Araujo)

CLOSE
CLOSE